NIÑOS EN SITUACIÓN DE CALLE
22 febrero, 2019
POR UNA CULTURA DE DONACIÓN DE ÓRGANOS
23 abril, 2019
Ver Todo

LA REFORMA EDUCATIVA

Una de las tareas del Estado Mexicano, es la de garantizar una educación incluyente y de calidad para todos los mexicanos, conferida en el artículo 3° de la CPEUM[1] se reconoce como un derecho humano que, como tal, debe cumplir con cuatro principios básicos: universalidad, indivisibilidad, interdependencia y progresividad.

El sistema educativo mexicano es de los más grandes del mundo, lo que de manera natural implica la existencia de una serie de retos y por ende la necesidad de implementar mayores estrategias.

Según datos del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) nuestro país cuenta con:

 

  • 30,909,211 de alumnos cursando la educación obligatoria
  • 1,515,526, de docentes
  • 243,480 de escuelas/planteles:

 

En México se han alcanzado importantes logros en las últimas décadas. La cobertura en educación primaria en México ha llegado a ser casi universal, pero aún existen carencias en la oferta del servicio que se brinda en las diferentes entidades federativas, con marcadas diferencias de las zonas rurales y urbanas.

Existe todavía un número importante de niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años que no asisten a la escuela (cerca de 1.7 millones de niños y 1.4 millones de niñas). De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015, el 2% de los niños de 6 a 11 años no asisten a la escuela porque tienen que trabajar o debido a impedimentos físicos. En el grupo de 12 a 17 años, aumenta a 16.2 por ciento.

De acuerdo, al Módulo de Trabajo Infantil 2017, la primera causa por la que la población de 12 a 14 años no asiste a la escuela es por falta de interés, aptitud o requisitos para ingresar a la escuela (48.3%), seguida por la falta de recursos económicos (14.2 por ciento), donde los sectores pobres o más vulnerables no puede acceder a la educación y, si lo hacen, muchos de los que ingresan no concluyen.

En próximos días el Congreso de la Unión discutirá una nueva propuesta de reforma educativa, que aunado a los cambios que ya contempla, pueda incluir además aspectos como:

 

  • Valores cívicos y laicos.
  • Promoción de una sana convivencia social y el respeto por los recursos naturales.
  • Generación de las capacidades intelectuales, culturales y científicas que necesitan los estudiantes en el mundo cambiante que estamos viviendo.
  • Garantizar el financiamiento adecuado para el mejoramiento de la infraestructura y el equipamiento de las aulas.
  • Mejoramiento de la calidad de los contenidos de enseñanza-aprendizaje,
  • Preparación y dedicación del personal docente.

 

La reforma educativa, debe permitirnos contar con un país más justo, con mayores capacidades productivas y ser el motor del cambio y la movilidad social.

 

[1] Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos. https://bit.ly/2PH7E1i

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *